Moneda de 10 Euros de Eslovaquia: Bosques de hayas de los Cárpatos y el lince

El bosque montano de los Cárpatos es una región europea de la ecozona paleártica, definida por WWF, que se extiende por los montes Cárpatos, en Europa central y oriental. Los Cárpatos sirven de corredor para la dispersión de plantas y animales entre los bosques del norte y del suroeste de Europa, entre los que destacan sus bosque de hayas y los linces boreales. Esa fauna y flora han sido captadas por la Mincovňa Kremnica (Casa de la Moneda de Eslovaquia, Ceca de Kremnica) en una moneda de plata con valor nominal de 10 euros que aparecerá próximamente en marzo dentro de la serie “Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad: Bosques primarios de hayas de los Cárpatos”.


Los Cárpatos comienzan en el Danubio cerca de Bratislava, y finalizan cerca Orşova, en Rumania. La longitud total de los Cárpatos es de unos 1.500 kilómetros.

En este recorrido hay excelentes bosques de hayas, robles y abetos. El haya es un árbol sumamente extendido en Europa, desde los 50 a los 2.000 metros de altitud, en zonas húmedas y frescas. En todo el centro y oeste de Europa es posible encontrar este árbol. En el sur avanza hasta los Pirineos y la Cordillera Cantábrica, y en algún punto del sistema Central de la Península Ibérica.
En el 2007, los bosques primarios de hayas de los Cárpatos, sobre territorio de Eslovaquia y Ucrania, fueron declarados como sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El lince boreal esel más grande de los felinos europeos. Este enorme “gato” puede llegar a los 130 cm. de largo y a los 30 kg. de peso, mayor que su primo del sur de la península ibérica.
Tiene las patas largas y ágiles, y las pezuñas en forma de raquetas para moverse bien por la nieve. Su pelaje, que cambia dependiendo de la estación del año (tono dorado en verano y gris claro en invierno), es muy grueso para protegerse de las bajas temperaturas. Los rasgos más característicos del lince boreal son las pinceladas negras en los extremos de las orejas y las manchas y líneas negras de sus ojos y cara que le diferencia de su pariente ibérico. El que miraremos de encontrar en este zona de los Cárpatos es el Lince carpathicus.

Es un animal carnívoro que suele alimentarse de pequeños herbívoros como los ratones, los conejos, las liebres, animales roedores e incluso aves. En los Cárpatos suelen cazar también pequeños ungulados como ciervos, cabras salvajes, gamos o rebecos. Suele cazar de noche y aunque no corre mucho, curiosamente es muy buen nadador y escalador.

La nueva moneda eslovaca, con valor nominal de 10 euros, ha sido diseñada por Karol Ličko y acuñada en plata de 900 milésimas, con un peso de 18 gr., diámetro de 34 mm., calidad proof, con tirada de 5.800 ejemplares, y calidad BU con 3.100 piezas.



El anverso reproduce una imagen de un lince boreal o Lynx lynx, cuyo hábitat son los bosques de los Cárpatos. Sobre su cabeza el valor nominal en dos líneas “10 Euro”. Bajo las raíces de un haya, el escudo de Eslovaquia y el nombre del país emisor “Slovensko” (Eslovaquia) y el año de emisión “2015”.


El reverso diseñado por Karol Ličko muestra un conjunto de hayas primarias de los Cárpatos y, en vertical, la leyenda “Svetové Prírodné Dedičstvo Karpatské Bukové Pralesy” (Patrimonio Natural Bosques de hayas de los Cárpatos). En la zona inferior, entra las ramas, la marca de la Ceca de Kremnica.
Via http://www.numismaticodigital.com/noticia/8153/

No hay comentarios: