Numismática: Monedas de Guatemala

El término numismática deriva del latín numisma, que significa moneda; es un vocablo que designa el estudio y coleccionismo de monedas, así como papel moneda emitido por el Estado con el diseño oficial del país.

En la época prehispánica, el establecimiento de rutas comerciales favoreció la llegada de gran variedad de productos a diferentes regiones; algunos de dichos productos proporcionarían a las clases mercantes un medio capaz de actuar como medida de valor para otros bienes.

Productos como el cacao, sal, plumas de aves, pieles, conchas, cerámica y jade eran apreciados de la manera por las élites gobernantes que su aceptación era generalizada en la mayoría de regiones participantes en la dinámica comercial.

En 1543, ya en la época colonial, se funda la primera Casa de Fundición de Metales con el objeto de legalizarlos y aplicar el cobro del Quinto Real. En este período se inicia el uso de moneda metálica importada a nuestro territorio, principalmente de casas de moneda ya establecidas en el continente americano como México, Lima (Perú), Potosí (Bolivia) e inclusive de la misma España.

El rey Felipe V de España autoriza la fundación de la Casa de Moneda de Guatemala mediante Cédula Real del 17 de enero de 1731, empezando la acuñación de monedas de tipo macuquino en 1733. Años más tarde llega a la Casa de Moneda la maquinaria necesaria para la acuñación, a partir de 1754, de la moneda circular conocida como columnaria. En su inicio las monedas presentan la identificación de la ceca de Guatemala "G", misma que cambia a "NG" con el traslado de la ciudad al Valle de la Ermita en 1776.

No hay comentarios: