La colección de monedas robada en el Nación vale US$ 700.000

Muchas eran piezas únicas. Los ladrones entraron por un conducto de ventilación e hicieron un boquete en el techo. Tras el saqueo, se descolgaron hacia la calle, casi frente a la SIDE y a metros de la Casa Rosada.

Un robo audaz, pensado al detalle y con información muy precisa, se cobró la mayor colección de monedas históricas que había en la Argentina. El viernes a la noche, una banda de ladrones entró al Museo Histórico del Banco Nación, junto a Plaza de Mayo, y se llevó casi todas las piezas que había en sus vitrinas. Según los especialistas el botín está valuado en unos 700.000 dólares.

Esta colección, que llevó 40 años para su armado, tenía entre sus monedas más destacadas una de 1836, con la imagen de Juan Manuel de Rosas, tasada en 140.000 dólares. Una acuñada en 1881, que perteneció a Carlos Pellegrini, que vale 50.000 dólares y la primera moneda argentina acuñada en oro, de 1813, también de 50.000 dólares.

Los ladrones también se llevaron la colección completa de monedas de La Rioja (1821-1860) y toda la colección argentina del siglo XIX. Además faltan monedas de Tucumán, Salta y Córdoba desde 1817 a 1854.

El viernes, luego de que el banco cerrara, entre tres y cinco personas se metieron por el conducto de la ventilación sin que el personal de seguridad los detectara. Al llegar al techo de la sala, en donde estaban las monedas antiguas, hicieron un boquete en el cielorraso y desde allí se descolgaron hasta al suelo.

"Entraron con una soga y sin hacer ruido desmontaron las vitrinas. No había un solo vidrio roto. Da la sensación de que sabían lo que iban a buscar porque se llevaron las piezas con mayor valor histórico. El que entró, o sabía qué se llevaba o tenía referencias entregadas por otro", le explicó a Clarín una fuente de la investigación.

Después de sacar todas la monedas, los ladrones abrieron una puerta-ventana que da a Bartolomé Mitre al 300 y se descolgaron un piso hasta la calle. Eso es casi frente a la SIDE y a cien metros de la Casa Rosada. Adentro dejaron bolsos con amoladoras, sogas y las barretas que usaron.

El museo no tiene sistema de alarmas. Sólo cuenta con cámaras de vídeo y con el personal que hace los recorridos de vigilancia en todo el edificio. Los investigadores creen que los ladrones sabían esto y por eso se movieron con tanta tranquilidad.

Fuentes de la investigación le informaron a Clarín que la entrada de uno de los ladrones a la sala fue registrada por las cámaras de video, pero ahora están tratando de determinar por qué el personal de vigilancia no fue hasta el lugar a ver que sucedía.

Consultado por Clarín, el Banco Nación remitió a un comunicado donde se explicó que no iba a haber declaraciones sobre el robo porque recibieron "instrucciones judiciales de atenerse al secreto del sumario". Lo que sí in formaron es que empezaron una investigación interna, paralela a la causa judicial.

La colección del Banco Nación, junto con la del Central y el Provincia, está entre las tres más destacadas del país. "La pérdida es irrecuperable para el patrimonio histórico nacional. Algunas de esas monedas son piezas únicas recuperadas de series de las que se acuñaron sólo seis o siete y que desaparecieron. Por ejemplo, una que tenía la cara de Rosas había sido prohibida por el propio Rosas porque no le gustaba el dibujo y sólo sobrevivió una que estuvo escondida mucho tiempo", le explicó a Clarín un coleccionista.

"Hay que tratar de que no salgan del país. Los que la robaron saben que puestas en el mercado estadounidense o inglés, por una moneda pueden llegar a pagar un promedio de 70.000 dólares. Lo difícil es controlarlo porque los ladrones no se van por Ezeiza, salen por la frontera y después en aviones privados", detallaron las mismas fuentes de la investigación.

Hasta el momento no hay pistas firmes sobre los ladrones. La causa por el robo está a cargo del juez federal Daniel Rafecas.
Fuente:

No hay comentarios: