CASAS DE MONEDAS

La destinada para fundir, fabricar y acuñar monedas.
Casa de moneda (americana): cecas o casas de acuñación que empezaron a funcionar en América a partir de la orden de 1525 del emperador Carlos V (Carlos I de España) para la creación de las de México y Lima.
Las primeras monedas que circularon por América fueron enviadas desde la península Ibérica por Fernando el Católico en 1505. En 1537 se acuñaron en la Casa de la Moneda de México las primeras destinadas exclusivamente a cubrir las necesidades de la sociedad colonial. La de Santo Domingo comenzó a funcionar en 1542, la de Lima en 1565 y la de Potosí en 1574. El sistema monetario empleado estaba basado en el castellano y la pieza más común fue el peso, con un valor de 8 reales de plata, que, a pesar de las prohibiciones, fue exportado y fundido en grandes cantidades. Las primeras acuñaciones de monedas de oro se realizaron durante el reinado de Carlos II.
Un superintendente dirigía cada Casa de la Moneda, que contaba con los departamentos de contaduría, tesorería y fundición como base de su estructura. Los beneficios que obtenían los responsables de estas instituciones eran tan altos que a partir de 1625 el acceso a los cargos de dirección se hacía a través de la venta de oficios o con carácter hereditario. En 1738 todos estos cargos pasaron a depender de la Corona.
Durante el siglo XVIII se crea un importante número de cecas y se levantan nuevos edificios para las Casas de la Moneda más significativas. La más interesante es la Real Casa de la Moneda de Potosí, que se comienza en 1759. Todas ellas siguen modelos de edificios con plantas funcionales en los que en ocasiones se dispone de áreas de vivienda para el intendente y el ensayador, como en el caso de Bogotá, o con despachos, talleres, depósitos, enfermería y capilla, además de las viviendas para los funcionarios, como en el caso de Chile.

Fuente: WWW.MUNDIMONEDA.COM

No hay comentarios: