Nuevos billetes de Noruega para el 2015

Un país se define por sus símbolos y su forma de expresarse en múltiples soportes, eso que ahora llaman ‘marca-país’ y hay contadas ocasiones donde poder replantearse las cosas y cambiar la rutina y la inercia de la historia. Y ahí es donde un país demuestra el espíritu que lleva dentro. Noruega es noticia estos días por romper las reglas con sus nuevos billetes y presenta una divisa ‘punk y de vanguardia’. Gracias a The Creators Project, la web para creativos de Intel y Vice nos enteramos de todos los detalles diseñiles con Mattias Frodlund uno de los autores.





Noruega acaba de cambiar el diseño de su moneda, [Noruega no pertenece a la Unión Europea aunque pertenece Asociación Europea de libre comercio y es necesario para adoptar alrededor del 20 % de los actos jurídicos de la Unión Europea] y a través de un concurso acaba de elegir el diseño gráfico que llevarán sus billetes. Y ha elegido la opción más compleja, atrevida y transgresora. No solo porque ha hecho eso tan habitual en los clientes de mezclar dos propuestas, sino porque una de ellas convierte a los billetes en un lienzo creativo abstracto a modo de espacio pixelado.

El Banco de Noruega anunció el martes pasado que las populares empresas de diseño escandinavas The Metric System y Snøhetta compartirán la victoria y sus diseños quedarán estampados en la parte posterior y frontal, respectivamente, de los futuros billetes de la corona noruega. Los diseños de The Metric System son tradicionales, serios y reflejan la historia de noruega, mientras que las preciosas y futuristas representaciones de pixel art de Snøhetta han causado un revuelo en la web y se han ganado el título de «el mejor dinero del mundo» por parte de Citylab.



El tema central del diseño es «la belleza de las fronteras» y se centra visualmente en los píxeles, que Snøhetta describe como «el lenguaje visual de nuestros tiempos». Se trata de un patrón cúbico y racional organizado de tal forma que representa la temática escogida por el Banco de Noruega, el mar, incorporando incluso en la imagen la ciencia marina de la Escala de Beaufort de la fuerza de los vientos. Snøhetta explica: «En el billete de 50 coronas el viento es leve y se representa con formas cúbicas y cortas y olas largas y tranquilas, mientras que en el billete de 1.000 coronas, el viento es fuerte, lo que se expresa a través de formas largas y puntiagudas y olas cortas». La naturaleza dualista del diseño, que resulta «tradicional y de expresión moderna a la vez», se ganó el favor del Banco de Noruega, según un comunicado de prensa oficial.

«Este proyecto de diseño gráfico es el proyecto más social en el que hemos trabajado. No se me ocurre ninguna otra aplicación que pase más de mano en mano que el dinero», dijo el director gerente de diseño de marca de Snøhetta, Martin Gran, a The Creators Project. Teniendo en cuenta sus conceptos para el nuevo look de la corona, Snøhetta echó mano de todos sus recursos cretivos. «Los diseñadores gráficos y arquitectos trabajaron juntos para construir esto como un proyecto nacional, pero también considerándolo desde el punto de vista internacional. Pensamos en ello no solo como un billete nacional de Noruega, sino como una ventana hacia el mundo».

The Creators Project habló con el diseñador de marca sénior de Snøhetta, Mattias Frodlund, sobre los conceptos y procesos utilizados para la creación de su nuevo diseño, así como sobre el futuro de su divisa y la reacción de internet ante sus billetes innovadores:





No hay comentarios: