Tesoro de monedas romanas

Laurence Egerton, de 51 años, un arqueólogo aficionado registraba un terreno en Seaton, Devon Este, cuando su detector de metales se topó con el descubrimiento de su vida. Para preservar el hallazgo, en vez de ponerse a desenterrar las 22.000 monedas, se comunicó con un equipo de arqueólogos profesionales.

Como los académicos se demorarían tres días en llegar, y no quería dejar el tesoro solo, decidió acampar ahí mismo. No se movió ni un sólo instante del lugar.

Los estudios develaron que las monedas pertenecían al Imperio Romano y que se remontan al siglo 4. Están hechas de una aleación de cobre.

Los investigadores sospechan que fueron enterradas por un antiguo propietario que nunca las recuperó.

El descubrimiento de Laurence Egerton es el tercero más grande de la historia británica por la cantidad de monedas. Pero tiene un valor adicional por lo bien preservadas que están las piezas.

La colección fue declarada tesoro, lo que implica que es pasible de ser adquirida por un museo. El paso previo es su tasación, que estará a cargo del Comité de Valuación de Tesoros.

Si se toman como referencia tesoros similares, su valor superaría los 160.000 dólares. En la época del Imperio Romano, equivalían a cuatro monedas de oro. Con ese dinero se podía pagar a un trabajador por dos años.

Egerton realizó el descubrimiento en noviembre de 2013, pero recién ahora fue verificada su autenticidad por especialistas del Museo Británico.

No hay comentarios: