Comprar oro

A la numismática se le define como el estudio o recolección de monedas, medallas y papel moneda. "Numismático" es el término adecuado para un coleccionista de monedas y se deriva de la palabra griega numisma, que significa "moneda actual".

Cuando me preguntan sobre invertir en oro y plata en monedas de numismática, casi siempre les digo a mis clientes que son hermosas y que a algunas les va muy bien cuando llega un mercado alcista. Las palabras claves son "a algunas", así que si quieres invertir en ellas lo mejor será que aprendas más de lo que tu proveedor sepa sobre este tema.




Cuando le dije lo anterior a un cliente que me llamó, me contestó: ajá, ya lo sé. Hace algunos años compré 250,000 dólares de unas monedas que supuestamente eran muy raras. Pero a pesar de que su precio ya se duplicó, todavía no puedo encontrar a nadie que me dé lo que yo pagué por estas monedas de oro.

El precio de una moneda de numismática tiene tres capas de costos: el contenido del metal oro o plata que tenga, la prima numismática y la ganancia del comerciante. En cambio, los lingotes y las monedas bullion sólo tienen dos capas de costos: el contenido del metal y la ganancia del comerciante.

Dependiendo de la moneda, las recompensas numismáticas pueden variar entre unos cuantos dólares y varios millones. Es probable que las monedas más caras, las más raras entre las raras, siempre representen una buena inversión porque sólo hay unas cuantas; sólo algunos de los coleccionistas más adinerados del mundo las tienen. Para la inmensa mayoría de las monedas, la prima numismática depende en gran parte de la situación de la economía y del estado de ánimo del público. Las ganancias que obtienen los comerciantes por las monedas de numismática, pueden variar entre 15 y 100% en el caso de las estafas hasta de 1000% o más. Por otra parte, los lingotes y las monedas bullion no tienen una prima y por lo general ofrecen al comerciante una ganancia de tan sólo entre uno y 5%.

El valor de una moneda bullion se deriva exclusivamente del precio mundial del oro con el que está fabricada. Así, los compradores potenciales en cualquier momento pueden ser millones, y los precios que ofrecen son más o menos los mismos. Por otra parte, el valor de una moneda de numismática se deriva de la añoranza, el deseo, la pasión y la avaricia de un comprador en particular, por lo que el precio también puede variar de forma disparatada.

Antes de que existiera el comercio que se basa en los intercambios por computadora y las subastas en línea, encontrar al comprador adecuado dependía en buena parte de la suerte. Pero incluso hoy en el mercado de monedas raras es muy pequeño y el valor de tu moneda depende de la posibilidad de que tu y el comprador adecuado se puedan encontrar. Hay un dicho que dice más o menos así: "lo único más difícil de encontrar que una moneda rara, es… un comprador de monedas raras".

Claro que eso sucede a menos que la puedas vender de vuelta a tu proveedor. Los proveedores siempre te pueden comprar las monedas de vuelta pero, a empezar, la ganancia que obtuvo el proveedor por tus monedas fue de entre 15 y 100%. Significa que el precio de mercado de tu "inversión" tendría que aumentar entre 15 y 100% para que puedas quedar tablas. Por otra parte, si inviertes en un lingote y el precio del oro y la plata aumenta tan sólo entre uno y 5%, ya tuviste ganancias.

 

Para ser honestos, desde la creación de los servicios de graduación de monedas a mediados de los 80, todo el sector numismático ha crecido mucho. Estos servicios de graduación se han acercado bastante a un estándar de los criterios que hacen que una moneda sea especial. Ahora, las monedas son inspeccionadas, graduadas y encapsulados en un contenedor de plástico transparente a prueba de la manipulación. A este contenedor se le llama cápsula. La cápsula tiene una sección donde se exhibe un código de barras, un número de serie, la graduación y todas las otras especificaciones de la moneda. Gracias a este sistema, el mercado es ahora mucho más líquido, porque puedes hacer un ofrecimiento por una moneda que se subaste en línea o a través de una red comercial de proveedores, y saber exactamente lo que vas a obtener. Sin embargo, el sistema no es perfecto un diploma la graduación depende de los peritos y se hace de forma visual y subjetiva. Las opiniones de los expertos pueden variar de manera importante entre los distintos servicios de graduación.

 

Además, algunas monedas raras no son tan raras como a la gente le gusta creer. A través de los años, los distintos servicios de graduación de monedas han revisado 10 millones de monedas y, en la actualidad, se ha vuelto muy popular la práctica de valuar monedas de factura reciente que acaban de ser acuñadas, como el American Gold o las Silver Eagles. Hoy en día, un comerciante puede comprar cualquier tipo de moneda, desde un rollo de centavos, hasta una caja sellada de Gold Eagles de la casa de la moneda de Estados Unidos y enviarla a un servicio de graduación, donde la retirarán de su contenedor con las manos enguantadas, la inspeccionarán una la evaluarán, la colocarán en una cápsula y certificaran que "no ha entrado en circulación". Y ahora que se le han otorgado los poderes mágicos que confiere la graduación, ese centavo (que tal vez fue acuñado con otros tantos millones), se puede vender en cualquier lugar por entre dos y 500 dólares, incluso más. De nuevo, todo depende de la demanda y de encontrar al perfecto comprador mítico.

 

Creo que cualquier persona que adquiere "coleccionables de reciente factura" está permitiendo que se la lleven al baile. La única razón por la que rara una moneda de 100 años de antigüedad que no ha entrado en circulación se debe a un simple accidente. Esa moneda debió entrar en circulación pero se quedó atorado en la parte trasera de un cajón en algún lugar, o fue parte de un rollo que nunca se abrió como en el caso del dólar plata Morgan de Estados Unidos, el tesoro no las puso en circulación sino hasta 60 u 80 años después de que fueron acuñadas.

Hace muchos años apareció un artículo que decía más o menos así: en el ámbito de la numismática, se hace mucho dinero vendiendo monedas raras a quienes no son coleccionistas, y siempre que un novato adquiere artículos de conexión está garantizada, casi por completo, la pérdida del capital a futuro.

En la antigüedad, la numismática era un pasatiempo de reyes, pero ahora todo mundo esta involucrado. En mi opinión cada vez que investigó más sobre la numismática me convenzo de que todo este negocio es poco más que una estafa por lo tanto debes investigar a profundidad sobre este tema.

Si piensas comprar monedas de numismática, hazlo como un pasatiempo. Adquiérelas por gusto, no como una inversión; de esa forma, nunca te decepcionaran, acerca de a las tiendas locales de numismática ya que ahí podrás encontrar posiblemente comerciantes honestos y únete a un club, hay cientos de ellos, aprende lo más posible. Si haces esto, tu pasatiempo podría terminar produciendo ganancias como si fuera un inversión, pero si no es así, no te importara. / Via  http://www.invertirenoroyplata.com/numismatica-pasatiempo-o-inversion/#more-783

No hay comentarios: