Monedas del Vaticano

En coincidencia con la anunciada visita del papa Benedicto XVI a Cuba, en los últimos días de marzo, el paseante por el centro histórico habanero puede acercarse a la Ciudad del Vaticano a través de una muestra del Museo Numismático, sito en la calle Obispo, número 305.  

A propósito de la exposición El Vaticano: sus emisiones numismáticas, a disposición del público hasta el venidero primero de abril y cuya apertura estuvo a cargo de Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, la museóloga Inés Morales ofreció algunas precisiones a la prensa:

La muestra rebasa su título porque se inicia con el dinero en circulación en los Estados Pontificios, antiguo conglomerado de territorios del centro de Italia, cuyas monedas en todos los casos portan  la imagen del Sumo Pontífice o sus atributos, e incorpora piezas numismáticas emitidas por la Ciudad del Vaticano.

"Se incluye una joya bibliográfica, un libro editado en 2004 por la Biblioteca Apostólica  Vaticana con la  historia ilustrada de la medalla potificia, desde el siglo XV hasta el XX. Ese volumen de Giancarlo Alteri,  obsequiado a Leal y fruto de una tirada limitada, es el ejemplar cuatro,  lo que evidencia el respeto a la obra de la Oficina del Historiador de la Ciudad y en particular a su figura cimera. El libro está expuesto junto a otro que registra monedas de los Estados Pontificios.

Desde que se incorpora el Estado de la Ciudad del Vaticano al sistema del euro, todos los años se emiten dos juegos de monedas con el valor facial en euro, siempre con la cabeza o un busto  del Papa. Uno de los juegos se hace en proof, una técnica de acuñación superior. Las emisiones numismáticas del Vaticano aluden al Sumo Pontífice, y a veces incluyen la imagen de una madona. En el caso de las medallas, aparece la firma de los artistas que las grabaron y en el certificado de autenticidad se registra su nombre y una breve biografía de él. Por otra parte, han sabido mantener la modernidad dentro de la medallística, es decir, los artistas asumen los temas religiosos a tono con la época en que se emite la pieza. Las medallas que se hacen por cada año de pontificado se acuñan no solo en metal bajo, sino también en plata y muchas veces en oro.

La exposición inicia con dos monedas del siglo XVII. Hemos incorporado no solo medallas que tienen el año del pontificado de los Papas, sino algunas piezas de beatificaciones, es decir, nos mantuvimos, dentro de este entorno religioso.

Fuente:ohch.cu

No hay comentarios: