El olor de las monedas

En busca de información sobre monedas, encontramos un interesante articulo que habla del olor de las monedas. A continuación se los transcribo:

Las monedas no huelen, el que huele eres tu. La próxima vez que alguien diga que la pieza de metal que sostiene en la mano huele, podrás decirle que el que huele es él.


El olor metálico experimentado después de sostener el cambio en la charcutería, se produce por la ruptura de aceites en la piel tras tocar objetos que contienen hierro.

La reacción química hace que la mayoría de nosotros nos dirijamos al baño y nos lavemos las manos para librarnos de ese olor a rancio.

No hay comentarios: