¿Las monedas se limpian?


Muchas veces al ver una colección de monedas notamos que hay monedas brillantes; mientras que en otras son opacas y hasta parecen sucias.
La verdad es que ninguna es menos que la otra; incluso el de las monedas "sucias" puede llegar a tener mayor valor que el de las brillantes.

Sucede que muchas veces los coleccionistas que recién se inician en la numismática, dan lustre y brillo a sus monedas, para poder percibir el color original de la misma; y así aparentar tener un mayor cuidado. Sin embargo no es recomendable hacerlo.

Con el paso de los años, décadas, siglos.... las monedas han tenido una gran actividad, ya sea desempeñando sus funciones de bien de cambio, o bien, en las vitrinas de un coleccionista; y todo ese movimiento y actividad hacen que la moneda pierda su color original, tras ser cubierta por una patina, la cual puede ser verde, azulada, oscura; etc.

Esa patina, es cuan canas para los mayores y no debe ser removida; ya que representa la "madurez" de una moneda.
Podríamos hacernos una simple pregunta: Si ésta moneda tardó tantos años en obtener esa pátina; ¿Por qué nosotros la eliminamos en unos minutos?...

De todas maneras los coleccionistas que lustran sus monedas tendrán sus motivos; seguramente relucir la pieza exhibida; pero lo que tal vez no conocen es que al limpiarla, ésta pierde gran parte de su valor, no solo como material coleccionable, sino también valor económico, si es que piensan en venderla a un coleccionista

1 comentario:

Anónimo dijo...

Texto muy informativo debido a que muchos nuevos y actuales coleccionistas piesan que una moneda sin brillo no tiene suficiente valor y tratan de limpiarla.Si quieren vender una moneda ya limpiada sera imposible conseguir buena ganancia debido a que los coleccionistas que compran y pagan buen dinero rechazaran este tipo de monedas.Siempre manipular una moneda adecuadamente para no contaminarla con residuos y almacenarla en lugares sin humedad.