Unos 1.300 billetes de 180 países: Artista Numismático vende su colección

Una interesante exposición numismática estuvo en exhibición en el Centro Asturiano de Tampa, durante tres días, como un aporte educativo en el Mes de la Hispanidad, aseguró el coleccionista, Jesús López Bravo, quien se ha dedicado durante 57 años al arte de la Numismática, logrando reunir 1.300 billetes de diferentes nominaciones y de 180 países de Europa, América Central, Sur y Norte, así como billetes de Japón, China, por citar algunos.

Este arte que consiste en coleccionar billetes y monedas de todo el mundo, es el aporte cultural que el señor López tiene para los habitantes de la Bahía de Tampa, “porque con ello quiero demostrar que los hispanos, somos personas que deseamos aportar a la sociedad americana”, enfatizó.

Comenzó la colección cuando tenía 7 años con un centavito en Michoacán, México. “Siempre he querido exhibirla porque se aprende mucho de los países a través de su moneda. Su tradición, economía, quise compartir este aprendizaje con la gente, pero principalmente con los estudiantes. Duré 4 años diseñando cómo exponer la colección y gasté $5.000 para ello”.

Jesús López Bravo, confiesa que sólo conoce Canadá, Estados Unidos y México, pero con empeño logró el objetivo de recopilar esta cantidad de billetes. “Siempre estaba en búsqueda de monedas y billetes en las casas de cambio, en los mercados populares, en los aeropuertos, en los garaje sale, en la escuelas, en las calles, en los abastos y supermercados. En Miami me iba al aeropuerto a esperar a los turistas, principalmente de ciertas islas, para intercambiarle billetes de baja denominación o monedas, por $2 americanos. La gente quedaba contentísima. Tuve mucha paciencia para lograr este meta”.

Sostuvo que esta muestra ha sido observada en muchas escuelas de educación primaria, intermedia, secundaria y universitaria en los Condados de Hillsborough y Pinellas. Pero principalmente cuando estamos en fechas de conmemoración de la herencia hispana.


Jesús López Bravo, actualmente quiere vender esta exhibición a un coleccionista, porque los gastos de mantenimiento y seguridad son muy costosos para su bolsillo. “Ahora sí estoy dispuesto a venderla, es preferible que se exhiba siempre y no tener que guardarla en cajas de seguridad. Esta decisión es muy dura para mí y mis hijos, ya que tanto yo como ellos crecieron con ella. Pero es peor a destruirla. Así que hago un llamado a coleccionistas interesados en este arte, para que la adquieran para una muestra permanente”.
FUENTE

No hay comentarios: