ROBAN UNA PLATERÍA Y SE LLEVAN UN BOTÍN DE $60000

Al menos dos audaces boqueteros saquearon entre la noche del domingo y la madrugada de ayer una platería ubicada en el centro de la ciudad y se llevaron entre 50 y 60 mil pesos en joyas y trabajos artesanales realizados en oro, plata, alpaca y cuero.
El robo sucedió en el comercio de platería tradicional salteña "La Regional", ubicado en calle San Martín 985, casi esquina Jujuy, propiedad del artesano Oscar Humberto Ceballos (56).

Por las características del "golpe", los investigadores concluyeron que los delincuentes tenían todo planeado. Rompieron el candado del portón de una playa de estacionamiento de un inmueble en el que funcionaba una remisera, que se encuentra al lado del comercio robado. Una vez adentro se dirigieron directamente hacia una pequeña pieza en la que estaba la sala de espera de la empresa que dejó de funcionar allí hace aproximadamente seis meses. Abrieron una puerta de madera y así llegaron hasta una pared de adobe que da al fondo de la platería.
Los sujetos no tuvieron mayores inconvenientes para abrir un boquete de alrededor de 60 centímetros de alto por 50 de ancho en la vieja estructura, para lo que seguramente utilizaron un martillo y un elemento punzante. Las marcas que quedaron alrededor del orificio de la pared de barro y paja, daban cuenta que los malvivientes, pacientemente, fueron dando golpes hasta que el sector elegido comenzó a venirse abajo poco a poco.
Terminado el trabajo alcanzaron una habitación que utilizaba Ceballos para descansar luego de sus largas jornadas de trabajo, cruzaron una puerta e ingresaron al salón de ventas del comercio, que es un emprendimiento familiar.
El botín:
Los ladrones sacaron todos los objetos de valor de las exhibidoras. Se llevaron gran cantidad de anillos, pulseras y dijes de oro; valiosas artesanías como frenos para caballos y rastras con aplicaciones de oro y plata. Una colección completa de monedas antiguas de plata, provenientes de Bolivia y de Perú.
También se alzaron con otros trabajos artesanales realizados en alpaca, cuero y astas; joyas que habían sido adquiridas en Europa y estaban a la venta. También se alzaron con $ 2.500 en efectivo que el comerciante había dejado en una mesa, debajo de un cuaderno.
Los boqueteros finalmente cargaron todo y salieron por el mismo lugar que ingresaron, sin ser vistos.
El robo fue descubierto a las 9.30 de ayer por Oscar Ceballos, quien proviene de una tradicional familia de artesanos. Cuando abrió el local observó que los ladrones se habían llevado casi todo.
La platería funcionaba desde hace siete años en el lugar.
"Así no se puede seguir, me dejaron sin nada", dijo el damnificado, indignado, mientras sus hijos, Cristian y Elizabeth, en el interior del comercio, guardaban en cajas lo que quedó luego del saqueo. "He decidido cerrar, me voy de aquí porque no soporto más esto. Me voy a dedicar a otra cosa", concluyó.

fuente

No hay comentarios: